Juego y me conozco. Mis emociones, Edebé